Si atendemos al concepto de formación como la adquisición de conocimientos, en Torreón tenemos en cuenta la importancia de la formación académica, pero también reconocemos el valor de la formación no reglada y de los saberes no institucionalizados. A partir de aquí y, valorando la herencia recibida del sector de la arquitectura y el urbanismo, creemos que su futuro no es posible sin incorporar la investigación a todos los niveles; desde los nuevos materiales hasta la innovación en los modelos de gestión del territorio, pasando por los propios procesos constructivos. En este sentido, proponemos un modelo de aprendizaje que tenga como punto de partida la propia práctica, “aprender haciendo”, para acercar los conocimientos adquiridos al propio desarrollo profesional.

Proyectos